Nuestro objetivo es optimizar las necesidades de climatización de las edificaciones mediante la energía geotérmica de baja entalpía, que consiste en el aprovechamiento de la energía almacenada en el subsuelo, la cual es de carácter renovable y susceptible de ser aprovechada por el ser humano.

Energía Geotérmica, un recurso siempre disponible

La Energía Geotérmica de Baja Entalpía es el sistema de producción de energía térmica para climatización más eficiente. Respecto a un sistema convencional, el ahorro de energía en la climatización de un edificio con instalación geotérmica es muy grande, suponiendo además una reducción de las emisiones de CO2, obteniendo así un sistema altamente sostenible.

Las instalaciones geotérmicas utilizan una bomba de calor que permite transferir energía en forma de calor de un ambiente a otro según se requiera. Su funcionamiento es muy similar a un aire acondicionado tradicional que funciona para frío o como calefacción. El subsuelo suele estar a un temperatura neutra durante todo el año (más fresco en verano que el aire y más templado en invierno), con lo que el rendimiento de la bomba de calor es muy alto al necesitar menos trabajo para realizar la transferencia de energía.

¿Qué ofrecemos?

Diseño de proyectos: analizamos la solución óptima de climatización y producción de ACS mediante energía geotérmica. Realizamos el estudio tanto técnico como económico y tramitamos la financiación de la instalación.
Instalación: somos expertos en la intalación de equipos, redes de distribución y captación energía geotérmica de baja entalpía, etc… Desde el área de ingeniería nos ocupamos además de la legalización y puesta en marcha de cualquier proyecto geotérmico.
Mantenimiento: seguimiento de rendimiento de funcionamiento de las instalaciones gotérmicas.